CAUSAS DE LA GUERRA DEL PACÍFICO




Causas de la Guerra del Pacifico:


external image 1880arica.jpg
A principal y mayor causa de esta guerra fue la Política Expansionista que busco chile contra argentina pero que al darse cuenta que no era competencia para tal decidió rendirse y luchar contra Bolivia que había ocupado la región más importante del desierto de Atacama, situado al sur de su territorio y alnorte de Chile, en la región de Antofagasta. Esta zona es muy rica en cobre, hierro y por sus salares, producto de las aguas de lluvia que disuelven la sal del suelo. Al evaporarse el agua, queda la sal allí acumulada.
Además, Bolivia desde el nacimiento a la vida independiente en el año 1825, tenía salida al mar por la ya mencionada Antofagasta. Sin embargo, esa región rica en minerales, era explotada por los chilenos. Allí establecieron la Compañía de Salitre de Antofagasta, que desde el 1 de mayo de 1872, inició transacciones comerciales de exportación de salitre con destino a Europa.
a) Defectuosa delimitación fronteriza, entre las repúblicas de Chile y Bolivia.
Chile dominaba hasta el paralelo 23 y Bolivia tenia como limite el paralelo 26,por lo que en 1886 se establece como limite el paralelo 24 y los productos de explotación minera y de guano obtenidas entre los paralelos 23 y 25 serian repartidos. Esto no duro mucho y en 1874 se firmo otro acuerdo, donde Chile renuncia a los beneficios obtenidos en las salitreras y Bolivia se compromete a no alzar los impuestos compañías Chilenas en 25 años.
b) Difícil situación económica de las repúblicas de Bolivia y Perú.
En Bolivia, presidido entonces por Hilarión Daza, se produce un alza de impuesto sobre el salitre, medida con la cual se estaba violando el acuerdo de 1874, lo que provocó un descontento en la republica Chilena, negándose a pagar dichos impuestos. Daza responde a esto con la orden de rematar las salitreras, Chile rompe toda relación diplomática y envía tropas a mando del coronel Emilio Sotomayor a impedirla acción Boliviana.
c) Explotación de riquezas por capitales Chilenos, en la zona cuyos limites no estaban bien precisados.
En ese entonces 1879, la frontera de Chile llegaba hasta Tarapacá, por lo cual Antofagasta formaba parte del territorio boliviano. Más al norte, Arica e Iquique eran parte del Perú. A pesar de todo esto, la riqueza salitrera que cubría el suelo antofagastino era explotada por capitales extranjeros, fundamentalmente chilenos.
d) Incumplimiento, por parte de Bolivia del tratado chileno-boliviano de 1874.
Desde 1833 Chile sostenía su soberanía en la zona norte a partir del paralelo 23 de Mejillones, mientras Bolivia la impugnaba atribuyéndose pretensiones jurisdiccionales hasta el paralelo 25, por lo menos.tratado_c-b.png
Con el estallido de la guerra con España (1865). Las relaciones diplomáticas entre Chile y Bolivia se restablecieron y como fruto de ellas surgió un tratado (Santiago, 10 de agosto de 1866)
Este convenio significaba una transacción en la disputa de límites.
Se fijaba por él como línea divisoria el paralelo 24 del mar a los Andes; y además se convenía en la repartición por mitad entre ambos países de los impuestos provenientes de la exportación del guano descubierto y por descubrir entre los grados 23 y 25, como también los derechos de exportación que se percibiesen de los minerales extraídos en la misma zona.
Divergencias surgidas sobre la forma de aplicar estas últimas cláusulas económicas, crearon de nuevo un clima de tensión entre Chile y Bolivia, entonces estos dos paises hicieron nuevas negociaciones, lograron concretar el 6 de agosto de 1874 un segundo tratado chileno-boliviano que dejó sin efecto el anterior. Por él se mantuvo como límite el paralelo 24. La renuncia de Chile a sus derechos soberanos al norte de esta línea quedó, sin embargo, compensada en el artículo 4°, con el compromiso que contrajo Bolivia, por el término de 25 años, de que “las personas, industrias y capitales chilenos situados en la zona cedida por Chile al norte del paralelo 24, no quedarían sujetos a más contribuciones, de cualquier clase que sean, que a las que al presente existen”.
Sin embargo, el incumplimiento por Bolivia de esta cláusula echó por tierra el tratado de límites.
e) Aspiraciones hegemonías de Perú en la región del pacifico sur
.
external image images?q=tbn:ANd9GcT85WroM6oaPEDrdQXK6xakzmlpd2shRRTILL_JER8gQBKSTpg&t=1&usg=__Nv4YnsFy_t24O677dmeo4jT83YY=
Hegemonía suele ser entendida como la capacidad de un Estado para imponerse a otros Estados, en todos los ámbitos en que se relacionan. Chile le arrebató la hegemonía al Perú a partir de su independencia, que en buena parte fue una imposición chileno – argentina contra la voluntad de una parte importante de la élite peruana que veía asegurado su bienestar y superioridad en la continuación de la estructura Virreinal española. Luego Chile ejerció esa supremacía, mediante la Guerra contra la Confederación Perú – Boliviana, imponiendo los términos de la relación entre los tres países. Hasta aquí, la situación geopolítica y el bajo nivel tecnológico, potenciados por la falta de interés del resto del mundo en los acontecimientos en esta remota parte del planeta permitía a los actores locales una libertad de acción casi ilimitada.
f) Confiscación de los bienes de las compañías mineras chilenas y remates de las salitreras ordenado por el presidente de Bolivia general Hilarion Daza.
Hilarion_daza.jpg
Hilarion Daza

Precisamente un año antes que comenzara la guerra del Pacífico el presidente boliviano Hilarión Daza había impuesto a la mayor productora de salitre, la firma chilena Compañía de Salitres y Ferrocarriles Antofagasta, un impuesto de diez centavos de peso boliviano por cada quintal embarcado del producto. Con ello, no sólo quebrantaba los tratados firmados con Chile en 1866 y 1874, sino que demostraba claramente no querer buscar acuerdos pacíficos a los problemas presentes.


















guerra_del_pacifico.jpg
Causas de la Guerra del Pacifico

La Guerra del Salitre se fue gestando en Londres y Santiago de Chile desde 1873. Ese año el gobierno peruano de Manuel Pardo y Lavalle implantó el estanco del salitre obligando a los comerciantes de nitratos de Tarapacá a vender toda su producción al Estado, que también fijó su precio. Para quienes quisieran seguir exportando por su cuenta el gobierno fijó un impuesto de 15 centavos por quintal de salitre que saliera por Iquique. Muchos de los salitreros perjudicados eran ingleses y chilenos que enfurecieron más aún cuando el Perú declaró la expropiación de los yacimientos y oficinas en 1875.

El imperialismo británico no estaba dispuesto a permitir que un país sudamericano afecte sus intereses capitalistas aboliendo el comercio libre de un recurso tan importante como el salitre, el cual se había convertido en el sustituto del guano como fertilizante.

A las burguesías de Gran Bretaña y Chile les consolaba que Bolivia también tenía ricos yacimientos en Atacama y que sus corruptos gobiernos eran fácilmente manipulables por los intereses extranjeros. Sin embargo en 1876 llegó al poder el general Hilarión Daza cuyo gobierno quiso sacar mejor provecho de las exportaciones salitreras para aliviar la pobreza fiscal de su país. En 1878, Daza implantó el "impuesto de los 10 centavos" por quintal se salitre exportado por Antofagasta. La anglo-chilena Compañía de Salitres y Ferrocarriles de Antofagasta alegó que la medida violaba los acuerdos tributarios de 1874 que suspendían el incremento de impuestos por 25 años.

El gobierno boliviano, confiado en un tratado de mutua defensa firmado con Perú en 1873 (Riva Agüero-Benavente), en lugar de amilanarse lanzó un ultimatum amenazando a la poderosa compañía con la expropiación de las salitreras de Atacama.


El 14 de febrero de 1879 se vencía el plazo de pago impuesto por La Paz. Chile, apadrinado por el imperialismo inglés, ese mismo día invadió Bolivia. Sus tropas desembarcaron en Antofagasta y tomaron el control del rico desierto de Atacama con animos de no retirarse jamás.

external image 11496671_731517c9a8.jpg

Puerto de Antofagasta en la actualidad. En 1879 las fuerzas chilenas se la arrebataron a Bolivia provocando el estallido de la Guerra del Pacífico.